DOCUMENT

PRESENTACIÓN SENTIDO COMÚN Y ORGULLO ANTE LOS MILAGROS DE DIOS

today8 juillet 2023 145 2

Arrière-plan
share close

PRESENTACIÓN SENTIDO COMÚN Y ORGULLO ANTE LOS MILAGROS DE DIOS

Seydina Limamou Lahi al-Mahdi (as) es la meta hacia la cual deben ir los hombres y los genios. Los caminos que conducen a ella deben ser facilitados y diversificados. Las lenguas y dialectos a través de los cuales se expresan las distintas comunidades son caminos que pueden facilitar el camino hacia él. Esta es la razón por la que, después de haber publicado mis libros Océano de luces Seydina Limamou Lahi al-Mahdi (psl) y Sentido común y orgullo ante los milagros de Dios, me propuse sacerdocio traducirlos en diferentes idiomas. Idiomas, para contribuir a la multiplicación y diversificación de estos caminos.

El propósito de estos libros se puede resumir en cuatro puntos:

La primera es recordar que un profeta siempre tiene pruebas. En efecto, enviar un mensajero a las criaturas sin darles los medios para reconocerlo sería una injusticia, pero el Señor es un Maestro Justo y Equitativo. Este primer punto está lejos de ser trivial, porque indica que cada individuo racional tiene la capacidad de distinguir al verdadero profeta del falso: de hecho, reconocerá al verdadero por su capacidad de proporcionar pruebas y al falso por su incapacidad para hacerlo. Proporcionar uno Cuando Seydina Limamou Lahi al-Mahdi anunció que él era el Profeta Muhammad (as) que había regresado para una segunda misión, lo que se debió haber hecho fue pedirle pruebas, nada más. No era para decirle que la aparición de un profeta era imposible. Tampoco debería sorprendernos no haber sido informados por el Corán, la Sunna o por los escritos de los eruditos, de la ocurrencia de tal evento. Disputas de este tipo, fabricadas en torno a su misión, parecen revelar el desconocimiento, por parte de gran parte de los musulmanes, del lugar preponderante que ocupa la prueba dentro de una misión profética. También podrían ser intentos de disuasión motivados precisamente por el deseo de desviar la atención de la importancia de la evidencia. La mejor forma de comprobar que un individuo tiene una licenciatura, maestría o doctorado es pedirle constancia de ello y no preguntarle dónde se predijo. El proverbio latino dice:

               “Afirmó la libertad condicional del titular.”

“La carga de la prueba recae en quien declara la existencia de un hecho.”

Si sabemos que un diploma o una atestación es la prueba de quien dice tener una licencia o una maestría, también debemos saber que lo que sirve de prueba a un profeta es el milagro. Una vez atestiguado que el individuo que se declaró profeta presentó esta prueba, lógicamente no debe quedar ninguna controversia. Dios dice:

أَلَمْ يَأْتِكُمْ نَبَأُ الَّذِينَ مِن قَبْلِكُمْ قَوْمِ نُوحٍ وَعَادٍ وَثَمُودَ ۛ وَالَّذِينَ مِن بَعْدِهِمْ ۛ لَا يَعْلَمُهُمْ إِلَّا اللَّهُ ۚ جَاءَتْهُمْ رُسُلُهُم بِالْبَيِّنَاتِ[1]

“¿No oyeron la historia de aquellos que les precedieron: la gente de Nûh (Noé), de los ‘Ad y de los Thamud, así como aquellos que vivieron después de ellos, y de los cuales Allah es el único a (todos) ) ¿conocerlos? Sus mensajeros les trajeron la evidencia.”

Este verso testifica por un lado, que hay profetas que no son mencionados ni en el Corán ni en la sunna y menos en los libros de los eruditos, y por otro lado que todos ellos tienen, sin excepción, pruebas.

El segundo punto es designar la naturaleza de estas pruebas de Dios. De hecho, al referirnos a varios pasajes del Corán, hemos demostrado que estas pruebas son milagros. Esta demostración no fue difícil porque el número de pasajes que indican la sinonimia entre las dos palabras es pletórico. Hemos escogido, entre los más evidentes, los que siguen:

وَإِلَىٰ ثَمُودَ أَخَاهُمْ صَالِحًا قَالَ يَا قَوْمِ اعْبُدُوا اللَّهَ مَا لَكُم مِّنْ إِلَٰهٍ غَيْرُهُ قَدْ جَاءَتْكُم بَيِّنَةٌ مِّن رَّبِّكُمْ هَٰذِهِ نَاقَةُ اللَّهِ لَكُمْ آيَةً[2]

“Y a Zamud, (enviamos) a su hermano Salih, quien les dijo: ‘Oh pueblo mío, adorad a Allah. No tenéis otro dios sino Él. Ciertamente, os ha llegado una prueba de vuestro Señor: aquí está el camello de Allah, que os presento como un milagro[3].”

Notamos, a continuación, que el Profeta Isa (psl) insiste en los milagros que trajo para demostrar su condición de enviado de Dios.

أَنِّي قَدْ جِئْتُكُم بِآيَةٍ مِّن رَّبِّكُمْ أَنِّي أَخْلُقُ لَكُم مِّنَ الطِّينِ كَهَيْئَةِ الطَّيْرِ فَأَنفُخُ فِيهِ فَيَكُونُ طَيْرًا بِإِذْنِ اللَّهِ وَأُبْرِئُ الْأَكْمَهَ وَالْأَبْرَصَ وَأُحْيِي الْمَوْتَىٰ بِإِذْنِ اللَّهِ وَأُنَبِّئُكُم بِمَا تَأْكُلُونَ وَمَا تَدَّخِرُونَ فِي بُيُوتِكُمْ إِنَّ فِي ذَٰلِكَ لَآيَةً لَّكُمْ إِن كُنتُم مُّؤْمِنِينَ[4]

“Os traigo un milagro de vuestro Señor. Te hago un pájaro de arcilla, luego lo soplo y se convierte en un pájaro (real) con el permiso de Allah. Y curo al ciego y al leproso, y resucito a los muertos, con el permiso de Allah. Y os digo lo que coméis y lo que guardáis en vuestras casas. ¡Aquí hay ciertamente un milagro, para ustedes, si son Aceptadores!”

En el versículo siguiente, es Dios mismo quien establece la sinonimia entre “evidencia” y “milagro” cuando dice:

أَوَلَمْ يَسِيرُوا فِي الْأَرْضِ فَيَنظُرُوا كَيْفَ كَانَ عَاقِبَةُ الَّذِينَ مِن قَبْلِهِمْ كَانُوا أَشَدَّ مِنْهُمْ قُوَّةً وَأَثَارُوا الْأَرْضَ وَعَمَرُوهَا أَكْثَرَ مِمَّا عَمَرُوهَا وَجَاءَتْهُمْ رُسُلُهُم بِالْبَيِّنَاتِ فَمَا كَانَ اللَّهُ لِيَظْلِمَهُمْ وَلَٰكِن كَانُوا أَنفُسَهُمْ يَظْلِمُونَ (9) ثُمَّ كَانَ عَاقِبَةَ الَّذِينَ أَسَاءُوا السُّوأَىٰ أَن كَذَّبُوا بِآيَاتِ اللَّهِ وَكَانُوا بِهَا يَسْتَهْزِئُونَ[5]

“¿No vagaron ellos por la tierra para observar lo que les sucedió a sus predecesores? Eran más poderosos que ellos, habían arado y poblado la tierra mucho más que ellos mismos, entonces vinieron a ellos sus mensajeros trayendo consigo las pruebas. No le correspondía a Allah agraviarlos, sino que ellos se agraviaron a sí mismos. Entonces aquellos que hicieron el mal terminaron negando los milagros de Allah y ridiculizándolos.”

El tercer punto es dar la definición del milagro. Todo lo que es real es un milagro de Dios. Al estar en el origen de toda la creación, Dios atribuye legítimamente todo lo que existe llamándolo aleya de Allah. Escuchamos a los iraníes llamar a sus guías ayat Allah. En realidad, todo ser vivo es una aleya de Allah, ya sean humanos, animales, vientos, mares, bosques, nieve, etc. Todos somos seres de Dios.

Entre los versos que demuestran que lo real es sinónimo de milagros, se encuentran los siguientes:

ثُمَّ بَعَثْنَا مِن بَعْدِهِم مُّوسَىٰ وَهَارُونَ إِلَىٰ فِرْعَوْنَ وَمَلَئِهِ بِآيَاتِنَا فَاسْتَكْبَرُوا وَكَانُوا قَوْمًا مُّجْرِمِينَ (75) فَلَمَّا جَاءَهُمُ الْحَقُّ مِنْ عِندِنَا قَالُوا إِنَّ هَٰذَا لَسِحْرٌ مُّبِينٌ (76) قَالَ مُوسَىٰ أَتَقُولُونَ لِلْحَقِّ لَمَّا جَاءَكُمْ أَسِحْرٌ هَٰذَا وَلَا يُفْلِحُ السَّاحِرُون[6]

“Entonces enviamos tras ellos a Musa y Harun, armados con Nuestros milagros para Fir’awn y sus notables. Estaban envanecidos, eran un pueblo que delinquió. Y cuando les llegó lo real de Nosotros, dijeron: “¡He aquí, en verdad, magia manifiesta! “Moisés (les) respondió: “¿Dices de lo real, cuando se trata de ti, que es magia, mientras que (tú sabes que) los magos no pueden producirlo?

Al igual que sus predecesores, Mûsâ y Harûn acudieron al faraón para transmitirle el mensaje de Dios, trayendo consigo pruebas. Éstos tenían la particularidad de ser fenómenos reales aceptados por todos como superiores a toda capacidad humana, excepto por el faraón y sus seguidores que, por orgullo, los despreciaban y los llamaban trucos de magia. ¡Qué grande fue la sorpresa de Mûsâ cuando escuchó su subterfugio!

Hecha la definición del milagro, no hemos tenido dificultad en demostrar en el cuarto y último punto, que ser monoteísta es admitir que el individuo que se presenta como enviado de Dios y logra producir lo real es claramente un enviado del Señor. El sentido común no puede contradecir la realidad. Por otro lado, acusar a este individuo de mentiroso constituye asociacionismo. Esto sería afirmar la existencia de un creador distinto de Dios. Es un disparate germinado por una herida de orgullo. En efecto, el ego aparece como la única razón que puede llevar al rechazo de la realidad como se menciona en el Corán:

سَأَصْرِفُ عَنْ آيَاتِيَ الَّذِينَ يَتَكَبَّرُونَ فِي الْأَرْضِ بِغَيْرِ الْحَقِّ وَإِن يَرَوْا كُلَّ آيَةٍ لَّا يُؤْمِنُوا بِهَا وَإِن يَرَوْا سَبِيلَ الرُّشْدِ لَا يَتَّخِذُوهُ سَبِيلًا وَإِن يَرَوْا سَبِيلَ الْغَيِّ يَتَّخِذُوهُ سَبِيلًا ذَٰلِكَ بِأَنَّهُمْ كَذَّبُوا بِآيَاتِنَا وَكَانُوا عَنْهَا غَافِلِينَ[7]

“Yo apartaré de Mis milagros a los que injustamente se envanecen en la tierra. Si ven todos los milagros, no los aceptarán. Si ven el camino de la razón, no lo considerarán un camino, y si ven el camino de la sinrazón, lo considerarán un camino. La causa de esto es que tratan Nuestros Milagros como mentiras y son negligentes con ellos.”

Asistir al crack de la luna sin poder aceptar que es el Creador de esta estrella quien está en el origen de este hecho, es absurdo. Es la mala fe la que revela la negativa a admitir una realidad inquietante. De hecho, esto es lo que aparece a través de la sura titulada al-Qamar:

اقْتَرَبَتِ السَّاعَةُ وَانشَقَّ الْقَمَرُ (1) وَإِن يَرَوْا آيَةً يُعْرِضُوا وَيَقُولُوا سِحْرٌ مُّسْتَمِرٌّ(2) وَكَذَّبُوا وَاتَّبَعُوا أَهْوَاءَهُمْ ۚ وَكُلُّ أَمْرٍ مُّسْتَقِرٌّ (3) وَلَقَدْ جَاءَهُم مِّنَ الْأَنبَاءِ مَا فِيهِ مُزْدَجَرٌ (4) حِكْمَةٌ بَالِغَةٌ فَمَا تُغْنِ النُّذُرُ[8]

“La Hora está cerca y la Luna se ha partido. Pero si ven un milagro, se apartan de él y dicen: ‘(Aquí hay) una magia duradera’. La sabiduría perfecta para sacar de este evento es que los mensajeros (y los milagros) no son de utilidad para el Rechazador.”

La presentación de la prueba nada puede hacer contra la tenacidad de quienes deciden encerrarse en la negación. Presenciando la retirada del mar, testificando su no transgresión del límite fijado para él por Seydina Limamou Lahi al-Mahdi (as) y afirmando a pesar de todo que el Creador de esta extensión de agua no está en el origen de estos hechos, es un enfoque incomprensible. Es mostrar el desacuerdo de uno con la voluntad divina. La refutación de una realidad no puede resistir la fuerza de la observación y la experiencia. Por otro lado, la terquedad sí puede. ¿No dice Dios en el Corán:

فَإِنَّهَا لَا تَعْمَى الْأَبْصَارُ وَلَٰكِن تَعْمَى الْقُلُوبُ الَّتِي فِي الصُّدُورِ[9]

No son los ojos los que están cegados, sino los corazones encerrados en los pechos los que están cegados.

Cada uno tiene que elegir entre seguir la realidad o seguir sus opiniones y convicciones. Al final de nuestra investigación, estamos convencidos, hasta que se demuestre lo contrario, que el paraíso es una morada reservada para aquellos que siguen el sentido común y el infierno está reservado para aquellos que, por orgullo, permanecen insensibles al poder de la realidad.

وَلَقَدْ ذَرَأْنَا لِجَهَنَّمَ كَثِيرًا مِّنَ الْجِنِّ وَالْإِنسِ لَهُمْ قُلُوبٌ لَّا يَفْقَهُونَ بِهَا وَلَهُمْ أَعْيُنٌ لَّا يُبْصِرُونَ بِهَا وَلَهُمْ آذَانٌ لَّا يَسْمَعُونَ بِهَا أُولَٰئِكَ كَالْأَنْعَامِ بَلْ هُمْ أَضَلُّ أُولَٰئِكَ هُمُ الْغَافِلُونَ[10]

“Hemos destinado a muchos genios y hombres al Infierno. Tienen una inteligencia, pero no la usan para pensar. Tienen ojos, pero no miran con ellos. Tienen oídos, pero no escuchan. Estos son como el ganado, están aún más descarriados. Son los descuidados.”

El desafío para quienes rechazan las pruebas proporcionadas por Seydina Limamou Lahi al-Mahdi (as) es señalar a los otros actores que creen que las proporcionaron. Cualquier milagro, cualquier real, cualquier evidencia traída por un profeta es un desafío para aquellos que rechazan su misión.

الْحَقُّ مِن رَّبِّكُمْ فَمَن شَاءَ فَلْيُؤْمِن وَمَن شَاءَ فَلْيَكْفُرْ[11]

Lo real viene de tu Señor, quien quiera aceptarlo, lo acepta, quien quiera rechazarlo, lo rechaza.

Señoras y señores, queridos hermanos y hermanas, es un gran honor para mí estar aquí, hoy, ante ustedes, para presentarles Sentido Común y Orgullo ante el Rostro de los Milagros de Dios, así como sus traducciones (inglés y español). ) Esperando que permitan distinguir lo verdadero de lo falso en esta misión de los últimos tiempos.

Damos gracias al Creador por habernos guiado hacia la aceptación de las pruebas que atestiguan, por un lado, Su Unicidad y, por otro lado, la veracidad de la misión de Seydina Limamou Lahi al-Mahdi. Que la paz y la salvación sean con él, su familia, sus compañeros y toda su comunidad.

 

[1] S. 14, V. 9.

[2] S. 7, V. 73.

[3] Es el milagro del advenimiento del camello lo que se designa. Habría salido de una roca.

 

[4] S. 3, V. 49.

[5] S. 30, V. 9-10.

[6] S. 10, V. 77.

[7] S. 7, V. 146.

[8] S. 54, V. 1-7.

[9] S. 22, V. 46.

[10] S. 7, V. 179.

[11] S. 18, V. 29.

Écrit par: soodaan3

Rate it

Commentaires d’articles (0)

Laisser une réponse

Votre adresse email ne sera pas publiée. Les champs marqués d'un * sont obligatoires


0%
Restez informé des nouvelles publications en activant les notifications...! OK Non